jueves, 6 de noviembre de 2008

pedido

Déjame ir o
ven por mí
Sin tintas a
medias
ni silencios
marchitos
aunque quizás
con egoísmos
los tuyos
los míos

Enséñame
los sueños
tus mis nos

Grítalos
píntalos
cántalos

No importa
despacito
al oído
a los ojos
fingiré
que no oí nada
no vi nada
nada nada
nada nada
feliz nada

1 comentario:

orillas de la cuentera dijo...

brevedades exquisitas, con el sentimiento mesclado a la metáfora

saludos